La Nutrición Ortomolecular

            La Nutrición Ortomolecular se basa en el aporte de suplementos alimenticios  como vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos omega 3-6-9, aminoácidos, antioxidantes y ciertas plantas con una finalidad terapeútica,  con frecuencia a dosis  muy superiores a las cantidades diariamente recomendadas, dado que las necesidad en una persona que padece una enfermedad son superiores habitualmente a las de alguien completamente sano y sin estrés.

            Debido a los procesos bioquímicos de la enfermedad , el estrés, la contaminación, la mala alimentación ,… a veces se agotan ciertos micronutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y su carencia nos predispone a enfermar, o cronifica cuadros que fácilmente el organismo habría superado. Otra veces la edad y el desgaste que conlleva el proceso de oxidación y envejecimiento  requiere una suplementación específica para mejorar la calidad de vida , como son enzimas vegetales, suplementos para el desgaste articular,…

            Además hay ciertas patologías asociadas a nuestro desarrollo industrial y a los efectos secundarios de algunos tratamientos convencionales como son la intoxicación por metales pesados por los empastes de amalgamas de plata y mercurio o por cadmio en fumadores, la candidiasis o las alergias alimenticias tras  el uso de antibióticos, la carencia de vitaminas o minerales por la fruta y verdura que pasa meses en cámaras frigoríficas antes de ser vendida perdiendo gran parte de sus vitaminas y minerales, o la acidificación del pH del organismo, en especial el tejido conectivo, por la alimentación inadecuada, favoreciendo inflamaciones y procesos degenerativos celulares.

            Tambien es de utilidad como complemento en tratamientos oncológicos: hay protocolos para antes, durante y después del tratamiento oncológico que pueden disminuir las molestias, mejorar la calidad de vida y la respuesta al tratamiento  y aumentar la supervivencia.

            La fertilidad es otra de sus indicaciones: ciertos cuadros pueden beneficiarse de tratamientos de Nutrición Ortomolecular, tanto en mujeres como en hombres, además de preparar el organismo de forma óptima para los tratamientos de fertilidad a través de la desintoxicación y el aporte de todo lo que necesitamos para que funcione adecuadamente el aparato reproductor. Además permite reparar y desintoxicar el cuerpo tras los tratamientos de fertilidad , evitando daños derivados de éstos.

            Su uso es aplicable a casi cualquier especialidad médica  y cualquier patología que no requiera de una solución quirúrgica, desde alergias  a trastornos del sistema nervioso, mejorar las defensas, afrontamiento del estrés,  y prevención de enfermedades.