La Homeopatía

         La Homeopatía es un método terapeútico desarrollado por el Dr. Samuel Hahnemann en el siglo XIX  capaz de favorecer una reacción curativa del propio organismo estimulando su autorregulación mediante la administración de sustancias en dosis infinitesimales. Los medicamentos homeopáticos se prescriben de forma muy individualizada , de manera que son muy específicos para cada paciente : no hay enfermedades en general  sino enfermos en particular.

           La gran dificultad de la Homeopatía es su prescripción : es extremadamente complejo identificar el medicamento homeopático que responde a la totalidad sintomática del paciente y que tiene más probabilidad de estimular una respuesta de autorregulación, porque esa es la clave de la Homeopatía, la individualización y personalización del tratamiento ( como decía Hipócrates “no hay enfermedades sino enfermos”) para estimular la autorregulación: cualquier agente externo (físico, químico , emocional o biológico genera una acción externa en el sistema autorregulado (cibernético) que es el organismo humano y para mantener estable las condiciones del sistema y hacerlo compatible con la vida , se ponen en marcha unas reacciones en sentido contrario pej ante el frío ambiental, nuestro organismo genera contracciones musculares- tiriteras- para generar calor y mantener la temperatura adecuada para la vida. Lo mismo sucede con cualquier medicamento que tomamos: cuando tomas café  inmediatamente empieza a ponerse en marcha una reaccion en sentido contrario : la cafeína (sustancia química ) actúa sobre los receptores generando una estimulación bioquímica del sistema nervioso y paralelamente se pone en marcha una reacción endógena en sentido contrario, es decir buscando relajar el sistema nervioso para mantener el equilibrio. El medicamento homeopático disminuye al mínimo la acción primaria (bióquímica) y potencia al máximo la acción secundaria (endógena) del organismo, favoreciendo la autorregulación.