La dieta higienista

la-dieta-higienistaMás que una dieta es una forma de alimentarse , aprendiendo a combinar los alimentos de forma adecuada de manera que los asimilemos mejor, favoreciendo el proceso de desintoxicación natural del organismo y facilitando la digestión. Es una dieta que se adapta a los ciclos principales del organismo que tiene lugar cada día: depurativo, catabólico y anabólico, relacionados respectivamente con la desintoxicación, la obtención de energía y la reparación de los tejidos y el crecimiento.


Por esto, es muy recomendable a personas que necesiten desintoxicarse tras una toma de medicamentos que hayan podido intoxicarles y para personas que tengan dificultades digestivas , ya que la dieta higienista mejora y facilita la digestión al vigilar la combinación de los alimentos y su ingesta en el momento adecuado del día.

De forma resumida, estos son los puntos principales:

1) ENTRE LAS 6 Y LAS 14 HORAS:

Desayunar fruta de un solo tipo , preferentemente del fruta de temporada , sin mezclar, en la cantidad deseada, junto con alguna infusión depurativa: pej melón, uvas, ….
Si se toma algo antes del almuerzo , debe ser fruta, siempre sin mezclar con otras.

2) ENTRE LAS 14 Y LAS 22 HORAS:

En el almuerzo debe hacerse la comida con más hidratos de carbono ,preferentemente integrales (pasta, legumbres, arroz, otros cereales,….) y respetando las combinaciones de alimentos: no se deben combinar proteínas (carne, pescado, huevos, lácteos..) con hidratos de carbono (cereales, legumbres, patatas, arroz, pan,.. )ni proteínas con proteínas. Las verduras y hortalizas combinan bien con las proteínas y con los hidratos de carbono. No tomar pan con las comidas. Evitar la ingesta de líquidos durante las comidas. Nunca tomar fruta o postre tras las comidas (es preferible hacerlo entre comidas).

Se debe acabar de cenar siempre antes de las 22h. En la cena deben tomarse los alimentos protéicos (carne, pescado, lácteos,… ) y hay que evitar los alimentos crudos (es preferible que sean cocidos, a la plancha o al vapor, nunca fritos).

3) ENTRE LAS 22 Y LAS 6H:

No tomar nada. Si es necesario puede tomar alguna infusión depurativa o de frutas (sin té).

*Es muy importante:

1) evitar tomar productos con cafeína, té, café, alcohol, tabaco, productos que no sean integrales o no estén elaborados con harinas o azucares integrales y productos que lleven en su composición aditivos como conservantes, colorantes,…..

2)Tomar habitualmente productos integrales (pan, azúcar integral o miel,….), yogures tipo “bio”, alcachofas, frutas y verduras entre otros. Beber al menos un litro y medio de agua mineral al día.

Otras recomendaciones importantes a la hora de mejorar nuestra alimentación, como aconseja Eneko Landáburu, son las siguientes:
1.-Reducir el esfuerzo digestivo (menos cantidad).
2.-Hacer una alimentación más nutritiva y limpia (más calidad).

MENOS CANTIDAD:

-Comer más cantidad no es estar mejor nutrido y tener más fuerza. No todo lo que se come se digiere y se aprovecha. Si comemos más de lo que somos capaces de digerir, la digestión se estropea y se producen putrefacciones que envenenan nuestra sangre. Esto supone un derroche energético, una fuente de agotamiento. La sociedad de consumo y el nerviosismo nos suele hacer comer más de la cuenta. Además, no siempre tenemos la misma capacidad de digestión. Los seres vivos tenemos la posibilidad de pasar días sin comer, alimentándonos de las reservas. Cuando no sentimos apetito por estar cansados, disgustados, enfermos o accidentados, quiere decir que en ese momento no hay capacidad de digestión. Entonces es mejor no comer o comer algo de fácil digestión (un poco de fruta o un jugo). En esas ocasiones el cuerpo prefiere alimentarse de las reservas.
-Nos basta con hacer tres comidas (o cuatro en los niños) al día.Fuera de las comidas es mejor no ingerir nada, para que el estómago pueda estar descansado para la próxima digestión. Estamos en plena forma cuando el estómago está vacío (la digestión ya hecha), con cerebro y músculos cargados de azúcar.
-Espera a que pase la molestia estomacal antes de comer.Las molestias que aparecen con el estómago vacío (el “gusanillo”), no es hambre, sino un proceso de restablecimiento y limpieza. Prueba de ello es que no persiste y desaparece en unos minutos. A una persona sana , el estómago vacío no le da molestias. El comer interrumpe este malestar, pero no es interesante ya que corta un proceso curativo. Si haces un exceso con la comida (o con el tabaco o el alcohol) es normal y deseable que moleste el estómago vacío al día siguiente.
-Comer despacio y saboreando la comida es una forma de comer lo justo y necesario. Es bueno levantarse de la mesa sin llegar a hartarse.
El apetito natural se ve confundido con los aderezos, y demás sustancias que se usan “para dar gusto” (saborizantes): frituras, sal, azúcar, picantes, ajo, cebolla, especias, alcohol, etc,….excitan el apetito y nos hacen comer más de la cuenta. Si aprendemos a saborear el gusto propio de cada alimento, nos será más fácil comer con moderación.
-Hay alimentos diluidos en agua: fruta, verdura, cuajada, yogur, queso fresco, sopas, leche vegetal, etc,… Y alimentos concentrados: las semillas (cereales y sus harinas, legumbres, nueces, aceitunas y huevos), aceite y fritos, quesos secos, nata, mantequilla, frutos secos, dulces, miel, etc,…De los alimentos concentrados necesitamos comer pequeñas cantidades, ya que son muy nutritivas y de laboriosa digestión. El 70% de la comida que sean alimentos jugosos y el 30% concentrados evitando estos últimos cuando queremos potenciar el trabajo curativo.
-La leche animal suele ser indigesta para los mayores de 10 años, ya que nuestro estómago pierde la capacidad de digerirla, al igual que todo mamífero. Por ello es mejor tomar sus derivados que están predigeridos.
-Mejor si no bebes agua en las comidas, para no diluir los jugos digestivos y debilitar la digestión.
-Cena ligero y temprano (siempre antes de las 22:00). El sueño no interrumpe la digestión, sino que la favorece, pero irse dormir con la digestión sin hacer , disminuye el reposo total nocturno. Cena abundante y al última hora hará que no descanses lo suficiente de noche. Te costará despertarte y al día siguiente no te sentirás lúcido ni con fuerzas.

MÁS CALIDAD:

-Evita en lo posible introducir al cuerpo productos tóxicos, naturales o artificiales.
-Procura comer productos de producción ecológica y local
-¿Has pensado en sembrar tomates en las macetas de tu terraza? Un pequeño huerto urbano puede ser estupendo para mayores y peques.
-Intento tomar una buena cantidad de alimentos crudos: frutas, verduras, frutos secos crudos,..

Dr. José Ignacio García Acosta
Médico Homeópata
www.homeopatiamalaga.es
email y Facebook saludyhomeopatia@hotmail.com